¿La Tierra en 2050? Un proyecto de inglés para la ESO

portadaLa ciudad de Washington es el marco del nuevo contenido del proyecto “English Speaking Cities” de Inglés de #ProyectoEDIA. En esta ocasión, el alumnado debe realizar un vídeo en el que imagine la Tierra en el año 2050. Un trabajo de predicción sobre las posibilidades de la especie humana en el planeta.

Esta tarea requiere de una experiencia de búsqueda de recursos, selección y priorización de los mismos, de síntesis y producción propia de productos finales en los que desarrollarán nuevas competencias lingüísticas y de trabajo en equipo.

Washington (que forma parte de los recursos de “English Speaking Cities”) es también un proyecto que acontece y toma vida en la capital de EEUU, una ciudad con multitud de referentes cinéfilos y que seguro que están en la retina de la mayoría de los estudiantes.

La familiaridad con una ciudad como Washington que los estudiantes han visto en cientos de imágenes, series y películas es una motivación para los alumnos ya que pueden relacionar fácilmente su recorrido por la ciudad, a través de las diferentes tareas, con lugares y referencias que reconocerán con absoluta facilidad.

El proyecto “Washington” tiene como objetivo fundamental desarrollar competencias y habilidades lingüísticas en Inglés para 3º de ESO. Además sirve como ejercicio de concienciación de los problemas actuales relacionados con el medio ambiente, la tecnología y los medios de transporte.

Siguiendo el modelo ABP, el proceso de aprendizaje propuesto culmina con la actuación de los alumnos para poner en juego los aprendizajes de inglés y los nuevos sentimientos y actitudes generados. En este caso, el reto será producir un vídeo en el que imaginen el estado de la Tierra en el año 2050.

Este reto final llevará a los alumnos a desarrollar actividades diversas: búsqueda de recursos, selección y priorización, fuentes de información y síntesis y producción propia de productos finales. Todas estas tareas (missions) están pautadas y guiadas, con sugerencias de recursos y documentos de evaluación, a lo largo del recurso educativo abierto.

Las tareas y el proyecto final están ideados para que los estudiantes generen sus propios recursos y sean mejorados por sus compañeros y finalmente sean difundidos mediante diversos canales de producción.

Presentaciones orales en clase, web del centro, Twitter y otros canales de los que disponga el centro serán los canales con los que los chicos y chicas consigan y comprueben que el desarrollo del proyecto propuesto en “Washington” tiene un impacto real en la comunidad local a la que pertenecen.

Todo proyecto de la serie “English speaking cities” y “Washington” no escapa a esta condición, es también un espacio de reflexión sobre el aprendizaje autónomo. Cada alumno y alumna completa un diario de aprendizaje en el que reflejan las tareas resueltas y el desarrollo del proyecto.

El diario de aprendizaje es además un ejercicio de responsabilidad que promueve que los chicos y chicas tomen las riendas de su aprendizaje respondiendo en cada entrada del diario a una serie de cuestiones sobre todo lo trabajado y aquello que pueda ser mejorable durante el proceso de creación del producto final.

La escuela del futuro, y ya la del presente, exige de los educadores que involucren a su alumnado, no como sujeto pasivo de aquello que el profesorado puede ofrecer en sus clases, sino como creadores de contenido propio con participación activa y potenciadores de las competencias propias de la etapa de secundaria.

“Washington” es ya, no solo un lugar de referencia a nivel mundial, si no también un proyecto y un espacio virtual para el aprendizaje que se une a la lista de ciudades “English Speaking Cities”.