El Chi kung de las emociones

En el IES Las Lagunas, nuestros alumnos de 2º de Bachillerato (Rutas Turísticas), conjugan sesiones de mindfulness con sesiones de chikung. Utilizamos la modalidad de los 5 elementos para trabajar las emociones: madera (ira), fuego (euforia), tierra (preocupación), agua (agua), metal (tristeza).

Aplicamos estas técnicas en el propio aula ya que nuestro objetivo es integrarlas como parte del día de nuestro trabajo en el aula. Las técnicas Chi kung ofrecen a mis estudiantes herramientas para relajarse en momentos de estrés ocasionado por acumulación de exámenes o responsabilidades personales. Posteriormente, las ponen en práctica en difererentes momentos de su vida cotidiana.

En este artículo ofrecemos orientaciones, ejemplos e información para que podamos trabajar la relajación y el autocontrol con los estudiantes. Algunos de mis alumnos y alumnas han colaborado en la creación de este artículo, entre otras cosas, con las imágenes que ilustran estas técnicas y experiencias.

La práctica del Chi kung es el complemento perfecto a las técnicas de Mindfullnes que usamos en nuestro aula y que describíamos en el artículo “5 minutos de clase muy rentables”. Si estas últimas nos sirven para mejorar la concentración, el chikung ayuda a que los estudiantes aprendan a relajarse en momentos de máxima tensión, no solo en el instituto o por los exámenes, si no en diferentes situaciones de la vida diaria.

Por eso, integramos y practicamos en clase algunas de estas técnicas con el objetivo de que los estudiantes (y los profesores) aprendan a utilizarlas y también para que el clima del aula y el ambiente de estudio sean mejores. El vídeo que aparece a continuación es un ejemplo de esta experiencia en el aula.

El resultado de esta experiencia puede evaluarse a través de las opiniones de los alumnos que aparecen recogidas en este storify Algunas de las opiniones del alumnado se recogen en el Storify “El Chikung de las emociones”.

Chikung y emociones (Ecología Personal)

Las emociones son parte de nuestro cuerpo, están en nuestro cuerpo, se expresan en nuestro cuerpo. No es fácil definir el término emoción. Procede del latín emotio, movimiento o impulso.
La emoción es una variación honda pero breve del ánimo, agradable o no, que hace reaccionar a nuestro cuerpo. Hay seis emociones básicas, innatas, tanto a nivel psicológico como biológico: sorpresa, asco, tristeza, ira, miedo y alegría. Cada una de ellas se corresponde con distintos ritmos cardíacos y conductancia de la piel.

Las emociones sirven para transmitir como nos sentimos

  • Para regular el comportamiento de los demás.
  • Para facilitar la interacción social.
  • Para percibir nuestro entorno.
  • Para gestionar las emociones hay que aprender a reconocer las emociones primarias, a consolidar los sentimientos centrales y los adaptativos. El Chikung nos ayuda a regular las emociones a través de la meditación y la concentración.
  • Para trabajar con emociones desde la meditación y la concentración hay, pues, que desterrar la creencia de que existen emociones positivas y negativas. Las emociones son informaciones valiosas del aquí y ahora, son el producto de la propia percepción. Por su parte, los sentimientos son producto de la propia mente que se pueden desligar del aquí y ahora o del contexto.
  • Chikung facilita la empatía y el reconocimiento de los cambios emocionales y de nuestro cuerpo y mente.

alegriaasco

tristezaira

 

miedosorpresa

Pero.. ¿Qué es el qigong o chikung?

Es una técnica china que une mente, respiración y ejercicio físico. Esta palabra es traducible como “el trabajo de la energía vital” o el arte de hacer circular la energía vital según la finalidad de la práctica. Se puede practicar con el cuerpo quieto o en movimiento.
Los ejercicios más antiguos se basan en danzas imitando animales (1028-221 aC). Será en 1955 cuando se cite el origen del chikung moderno. A partir de 1980 empieza a investigarse acerca de sus beneficios.
Aunque está más orientado para el mantenimiento de la salud, nosotros lo utilizamos para trabajar las emociones.

¿Cómo se practica?

Su práctica propone tres procesos de regulación en los que van interaccionándose con el fin de buscar armonía entre los tres: cuerpo (la esencia o el Jing), mente/corazón (el aliento o el Qi), respiración (el espíritu o el Shein).
Es necesario estar bien equilibrado y en contacto firme con el suelo (es como si echáramos raíces) y conservar la concentración. La respiración debe ser relajada, constante y sosegada.

¿Por dónde empezar?

Posición

  • Cabeza erguida, ojos cerrados, mandíbula relajada y boca cerrada.
  • Respiración por la nariz.
  • Cuello recto, pero relajado.
  • Hombros: alineados y sin tensiones.
  • Pecho: abierto.
  • Muñecas: relajadas, los dedos enérgicos.
  • Codos: flexionados, hacia abajo.
  • Caderas: derechas, sin tensión.
  • Pelvis: basculadas.
  • Rodillas: flexionadas.
  • Pies: arraigados al suelo. Paralelos y separados. Cada uno soporta el 50% del peso.
  • Mente fija en cada movimiento.

Movimientos: lentos y flexibles. Siendo más importante la intención que la ejecución.

¿Qué ejercicios podemos aplicar en nuestro aula?

Ejercicio Tierra (preocupación)
Partimos de la posición antes indicada. Subimos las manos a la altura de los hombros (inspiración) y las bajamos a la altura del ombligo (espiración). Las manos dibujan un triángulo, estando el vértice dibujado por los cuatro dedos hacia el suelo. Este ejercicio va a servir de transición a los demás.

ejerciciotierra

Ejercicio Metal (tristeza)
Para realizar este ejercicio subimos las manos delante del pecho, dejándolas abiertas, sin tocarse. Al inspirar, separamos las manos y al espirar las acercamos. Al realizar este ejercicio luchamos contra la tristeza o la depresión, permitiendo abrir los hombros (apertura de la caja torácica) y favoreciendo la respiración. AL acabar el ejercicio volvemos a la postura Tierra.

ejerciciometal

Ejercicio Agua (Miedo)
Desde la postura Tierra al espirar vamos flexionando las rodillas hasta hacer una sentadilla. Los talones en contacto con el suelo y las rodillas separadas. Las manos no se mueven y la espalda se mantiene recta. Con la inspiración recobramos la postura. Así evitamos el miedo, pues al sentirlo la energía se va hacia abajo. Al terminar volvemos al ejercicio Tierra.

ejercicioagua

Ejercicio Madera (Ira)
Colocamos las palmas de las manos mirando hacia arriba, imaginamos que acariciamos una esfera. Al inspirar, subimos las manos. Al espirar las bajamos. Hacemos un poco de fuerza tanto a la subida como a la bajada. Así impedimos que se pierda la energía que suele escaparse con la ira. Las costillas flotantes masajean, con este movimiento, el hígado. Al terminar, volvemos al movimiento Tierra.

ejerciciomadera

Ejercicio Fuego (Euforia)
Se trabajan los dos lados. Empezamos por el izquierdo, girando un poco nuestra cintura. Las manos se enfrentan palma contra palma sin tocarse. La mano izquierda arriba. Al inspirar se separan (límites hombros y ombligo). Al espirar se acercan. La euforia hace que la energía vaya hacia arriba. Al terminar ambos lados volvemos a la Tierra.

ejerciciofuego
Los ejercicios acaban como empiezan subiendo los brazos a los hombros y al espirar se colocan a ambos lados de las caderas.

“Primero debes estar tranquilo;
luego, tu mente podrá estar serena.
Una vez que tu mente esté serena, estarás en paz.
Sólo cuando estés en paz, serás capaz de pensar y progresar finalmente”
Confucio

BIBLIOGRAFÍA:

GOLEMAN, D. (2000). La salud emocional. Barcelona: Cairos, 7ª ed.
REQUENA,Y.(1995) Qi Gong . Barcelona: los libro de la liebre de marzo,2ª ed.
MARINA, J.A. y LÓPEZ PENAS, M. “Diccionario de los Sentimientos”

COMPARTE: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone